Páginas

sábado, 24 de septiembre de 2011

Fancy a cup of tea?

Durante los últimos años he ido apreciando poco a poco el té. Empecé a reemplazar el café por el té, porque en el colegio mayor en el que estaba el café estaba muy malo, y mis amigas y yo decidimos que era mejor tomar té ya que también nos despertaba antes de ir a clase de 4 de la tarde, y la verdad es que estaba bastante bueno. Ahora prácticamente sólo tomo té, a no ser que el café sea un Nespresso, y a lo largo de este año en Madrid he ido descubriendo salones de té y sitios donde se toma el té, bastante variados entre sí, y cada uno con un encanto diferente. 


El primer sitio que os recomiendo está en Calle General Pardiñas 54 llamado Vailima, Salón de té. Es un pequeño salón de té que parece una casa de muñecas. Los cojines de las sillas y del banco que recorre dos de las paredes son de rayas rosas y blancas, las mesas redondas y sillas son de metal pintadas en blanco, lo que recuerda un poco a las terrazas parisinas. Hay un pequeño piano, y una mesa llena de dulces variados que van desde las conocidas cookies de chocolate, hasta los exquisitos macaroons. Es un sitio tan pequeño y delicado que la gente que lo frecuenta mantiene conversaciones con un tono de voz bastante discreto, y normalmente son de temas algo profundos o que tienen una cierta relevancia. Es el sitio ideal para pasar una tarde un poco íntima.
Vailima Salón de Té
Margó Salón de té es otro de los sitios a los que me gusta ir cuando quiero pasar una tarde tranquila con alguna amiga, sobre todo cuando es invierno y hace frío o está lloviendo. Es más grande que Vailima pero esto no le hace ser menos encantador o acogedor. Aquí predomina más el morado y hay más luz. Las tazas y las teteras tienen más diseño. El público que lo frecuenta es más variado, más enfocado a grupos de cuatro o seis personas. El menú se adecua a los distintos gustos, ya que no sólo hay dulces y tartas, sino que también sándwiches, bocadillos y tentempiés. Este se encuentra en Calle María de Molina 5. 

Margó Salón de Té
Saliendo un poco del estilo de té parisino, entramos en el mundo del té inglés. Loving London Tea Room te lleva a un tipo de salón de té más informal aún y tal vez menos coqueto en cuanto a que en la decoración predominan colores más fuertes con tonos más oscuros y porque es más parecido a un restaurante en cuanto a que los espacios son amplios. Aún así, las diferentes sillas, los manteles individuales con diseños de teteras, los cuadros y platos colgados de la pared te recuerdan que estás en un sitio agradable y donde se cuida el detalle. Aquí predomina el estilo de té inglés, en la carta se encuentran tés ingleses típicos como puede ser el Earl Grey o English Breakfast.  Este sitio tiene algo que le diferencia del resto en un muy buen sentido, ya que parte de los beneficios que obtienen van dirigidos a un proyecto solidario en el Valle de Mangola Chini (Tanzania), por lo cual, al tomarte aquí un té, no sólo pasas un rato muy agradable, sino que también ayudas a gente necesitada a la que le gustaría poder tomarse un té en un sitio como éste. Se puede colaborar con este proyecto en los salones de té de la Calle Santa Engracia 4 y de la Calle Príncipe de Vergara 34.

Loving London Tea Room
Finalmente os quiero recomendar un salónde té totalmente diferente en cuanto a estilo y carta a los anteriores que es Bomec, el paladar del té. Bomec tiene una atmósfera más bien budista, reflejada en sus estatuas, los colores de las paredes (rojo, verde, negro) y especialmente en el estilo de los camareros ya que todos son hombres con la cabeza afeitada y que llevan trajes característicos. En más de una pared hay pequeñas fuentes de mosaicos en forma de cascada. Algo característico también de éste salón de té es que no sólo lo puedes degustar sentado en mesas, sino que hay pequeños sofás y camas, donde te puedes relajar con quien quieras, ya sean amigas, familiares o alguien algo más íntimo. La música también contribuye a crear esa atmósfera más bien chill, que te hace olvidarte que estás en Madrid y puede que incluso te traslade a algún sitio un tanto más asiático. Lo que me gusta de este sitio es la amplia variedad de procedencia de los tés de la carta, puesto que los hay africanos, japoneses, chinos, ingleses... Su nombre no miente para nada, puesto que si éste salón se convierte en un sitio habitual al que ir, es imposible no aprender a diferenciar entre un té negro chino, o un té blanco inglés. Podrás encontrarlo en la Calle San Joaquín 8. 

Bomec, el paladar del té
Todos estos sitios tienen sus pequeñas tiendas donde venden los tés que ofrecen en su carta, lo que te da la opción de poder tomar el té que más te guste en tu casa. En esta entrada sólo hay una pequeña explicación de cada uno de los sitios, pero realmente no refleja lo especiales y encantadores que son. Para poder apreciarlos de verdad hay que ir, así que ya sabéis, ahora que viene el frío podéis dedicar las tardes de lluvia a catar los diferentes tés en estos maravillosos salones de té. Y si conocéis alguno que merezca la pena por favor decirlo, que siempre está bien conocer sitios nuevos. 

*Imágenes sacadas de Google Images

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...