Páginas

miércoles, 26 de septiembre de 2012

To Rome with Love

El otro día fui a ver la última película de Woody Allen, To Rome with Love (A Roma con Amor). Tenía muchas ganas de verla más que nada porque amo esa ciudad y estoy deseando que llegue el momento de poder volver a visitarla.

He de decir que empecé a entender de qué iba la película casi pasada la mitad, pero bueno, más vale tarde que nunca. Aunque igual la vea una segunda vez, en versión original, para entenderla del todo. Ésta hace bastantes críticas sociales, pero la que más me llamó la atención fue la de la trama protagonizada por Roberto Benigni. 


Roberto Benigni hace de Leopoldo Pisanello, un señor de familia y trabajo de clase media que de la noche a la mañana se vuelve famoso y sin saber por qué. Es constantemente acosado por los paparazzis  y medios. Como consecuencia, le invitan a todo tipo de eventos, le hacen reportajes periodísticos y tiene un repentino gran éxito entre las mujeres. 

Lo curioso es que las preguntas que le hacen en las entrevistas no son para nada "profundas" sino más bien banales como ¿Qué ha desayunado hoy? o ¿Qué tipo de ropa interior usa? Hasta las medias rotas de su mujer se pasan a considerar como de última moda. Esto me parece una crítica al famoseo de hoy en día, ya que la mayor parte del tiempo se basa en contenido "vacío" de significado. 


A mi personalmente me resulta bastante difícil estar a la última con los famosos porque un día se habla mucho de uno y al siguiente nada, por lo que suelo hacer el mínimo esfuerzo posible para seguirles la pista. Y creo que eso es lo que está criticando Woody Allen, que damos importancia a personas sin realmente saber por qué, simplemente por el hecho de tener algo de lo que chismosear y hablar. 

Estas personas pasan a ser admiradas por los demás e igual no han hecho nada, pero los medios consiguen venderles tan bien que parece que sí. También pienso que esto debe de afectarles personalmente a ellos, ya que no debe ser nada bonito un día ser el centro del mundo y otro ser "nadie". Esto también se ve reflejado en el personaje de Benigni, ya que al principio huye de ellos y en cuanto pierde la fama se siente fatal e intenta hacer lo imposible por conseguirla de nuevo.


¿Vosotros que pensáis? ¿Creéis que todas las personas que salen en los medios realmente nos aportan algo o simplemente nos dan algo de lo que hablar temporalmente?

- Pilar Lillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...