Páginas

domingo, 6 de noviembre de 2011

La protección de datos y Facebook


Facebook. Todos los días se escriben miles de cosas acerca de él: sus actualizaciones, números de usuarios, escándalos, su privacidad... Yo ahora puedo hablar con conocimiento de causa. Llevo dos semanas recopilando información, denuncias, artículos... y estudiándome su política de privacidad para un trabajo sobre la protección de datos. Indagando he descubierto muchas cosas, y no del todo buenas la verdad. Os voy a contar por encima los casos que yo utilicé y lo que descubrí.

Por un lado, junto con mi compañera de trabajo, encontramos una denuncia que realizó el Wall Street Journal el año pasado. En ella se denunciaba que Facebook estaba vendiendo nuestros datos a agencias de publicidad bastante conocidas como pueden ser Google Inc.'s DoubleClick and Yahoo Inc.'s Right Media. A ellas no sólo le vendían los datos generales como pueden ser edad, sexo y aficiones, cosa que según su política de privacidad aceptamos al registrarnos en la red social y que es legal, Facebook también pasaba información que nos podía identificar como son nuestro nombre, apellido, profesión y lugar donde vivíamos, así como nuestra cuenta de correo. Obviamente esto está terminantemente prohibido, además de que en su política de privacidad no mencionan nada acerca de esta conducta. Días después de salir la noticia en éste conocido periódico estadounidense, Facebook reescribió su política. Y la ha estado cambiando tres veces más hasta llegar a la actual, que es de septiembre de este año con motivo de los recientes cambios en el sistema.

Por otro lado, nos centramos en el caso de Max Schrems, un joven austriaco de 24 años. Éste acogiéndose al derecho de todos los europeos de solicitar, a cualquier identidad o institución, la información que tiene acerca de nosotros, recibió un pdf de 1222 páginas acerca de su historial en los 3 años que llevaba registrado en Facebook. En ese extenso pdf encontró información que él había borrado: etiquetas, post, mensajes privados e incluso mensajes de chat. Una vez que supo que Facebook guardaba toda ésta información fue a Dublín, donde se encuentra la sede de Facebook en Europa, e interpuso 22 denuncias a la red social. Además Max ha abierto una página en Internet llamada Europe vs.Facebook donde habla de todas las infracciones de Facebook.


Os podría contar la cantidad de leyes que se salta Facebook en los dos casos, tanto españolas como Europeas, pues he realizado un trabajo de 30 folios sobre ello, pero creo que os aburrirías un poco. Lo único que os puedo decir es que en Internet se comparte mucha información, mucho más de la puramente necesaria para movernos en la red, y no somos conscientes de lo que realmente compartimos. Facebook no es la única que comparte nuestra información para beneficiarse, otras redes sociales también lo hacen, como Twitter o MySpace.

En las últimas semanas ha salido ha la luz una aplicación que intenta concienciarnos de los riesgos que tenemos cuando compartimos demasiada información en la red social. La aplicación se llama "Take this Lollipop" y no os dejará indiferente a ninguno. Haced la prueba!!
Os recomiendo que no deis demasiada información en la red como puede ser dirección de la vivienda (si no se os exige), teléfono móvil, nombre de vuestros hijos o cuando estáis o no en casa. Por que os parecerá una broma, pero vivimos en mundo donde la corrupción y la perversión existen, y cuanta más información compartamos más posibilidades tenemos de pegarnos un susto o simplemente estar saturados de publicidad personalizada que conscientemente no has solicitado.

En conclusión, tened cuidado con lo que compartís en la red pues no es todo tan seguro cómo parece. Ya sé que es un royo, pero miraros las políticas de privacidad de los lugares donde dais vuestro datos, os sorprenderíais con lo que se hace con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...